miércoles, 3 de octubre de 2012

¿Es la imaginación una herramienta estratégica?

Tras más de 40 años en el negocio de la estrategia empresarial, el profesor John Cristopher Spender se dedica a dar conferencias en empresas y universidades de todo el mundo sobre lo que un buen gerente necesita saber para dirigir una empresa.

“Antes pensaba que lo más importante era la toma racional de decisiones, pero ese no es el problema. El problema es la imaginación”, dice Spender, licenciado por las universidades de Oxford y Manchester. La imaginación, es para este gurú, la piedra angular de toda innovación. Y no se refiere a la imaginación sólo en un sentido teórico o mental, sino también financiero.

Recientemente, Spender pasó por Madrid para dar una conferencia en el BBVA Innovation Center. El tema: ¿Cómo enfrentarse a los problemas que aparecen al querer innovar? La puesta en marcha de soluciones innovadoras acarrea problemas, o mejor dicho, retos logísticos, económicos, de personal, etcétera. La tesis de Spender es que utilizando la imaginación, “como un proceso de evaluación intensa y subjetiva” seremos capaces de responder mejor a las ausencias del conocimiento, al qué pasará.

Sin imaginación, no hay posibilidad alguna de crear valor añadido”, dice Spender. En términos prácticos, esto significa que si por ejemplo, queremos abrir un nuevo restaurante, no conviene separar el modelo de negocio del proceso innovador: Hay que recorrer bien el vecindario, pensar qué tipo de restaurante falta, dónde estaría mejor, si en mitad de la avenida o en una esquina, a qué precio estaría dispuesto a vender el menú, etc. Y muy importante, si no funciona: ¿somos capaces de cambiarlo todo?. “Hay que explorar las limitaciones, explorar tu habilidad para cambiar. Innovar es sentir la ausencia del conocimiento”, dice Spender.

Del mismo modo, la innovación es algo que también atañe a la inversión. La inversión no es sólo financiera, dice Spender, también es “emocional, de valores o tecnológica”. Y una parte importante es darse cuenta de que uno no puede hacerlo todo sólo ¿Cómo convencer a los demás para el éxito? La clave, según Spender, es no escoger a los colaboradores “sólo por sus habilidades demostradas, sino por su capacidad de comprometer su imaginación al proyecto”, lo que este profesor llama “imaginación colaborativa”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario