viernes, 31 de mayo de 2013

Javier Merino, creador de Legado Digital: “Para fomentar la innovación se tiene que favorecer la creatividad e implantar la meritocracia”


La actitud innovadora es algo que se aplica en todos los aspectos de la vida, en el trabajo y fuera de él.  Por esto, no es de extrañar que Javier Merino, que trabaja en la División de Estrategias de Innovación de Tecnalia, una de las instituciones españolas que más recursos dedica a investigación y desarrollo, haya dado el salto a lanzar un servicio innovador en sus horas libres.

Se trata de LegadoDigital.de, una empresa que permite ir almacenando toda la memoria digital  generada por una persona (desde fotos, vídeos, páginas web hasta claves de acceso y cuentas de correo electrónico o perfiles en redes sociales) para poder  transmitirla a herederos o futuras generaciones. Una oportunidad de mercado que, lógicamente, no existía hace tan solo una década cuando un ciudadano promedio apenas dejaba  “huella digital”.

 Igor Galo

¿Qué es para ti la “actitud innovadora?

Innovar es hacer algo de una forma diferente a como se ha venido haciendo habitualmente. Ese cambio surge fruto de dos aspectos que tienen que ir ligados: por un lado mantener una predisposición constante por la observación de todo lo que pasa a nuestro alrededor y, por otro, no tener miedo a proponer el cambio y ponerlo en práctica en la vida cotidiana, porque de ahí surgen infinidad de oportunidades para innovar. Luego, tenemos que ser valientes en la acción, de ahí que siempre diga que debemos ser antropólogos activos.

Además de trabajar en Tecnalia has lanzado el proyecto Legado Digital. ¿Qué innovaciones ofrece este servicio?

Ofrecemos la posibilidad de crear un legado propio para ser recordado siempre, tal y como han hecho a lo largo de la historia todas las civilizaciones. Para ello proporcionamos un espacio seguro y privado en la nube donde guardar todos los activos digitales que queramos tales como fotos, vídeos  libros, documentos, biografías, etc.

También damos la posibilidad de crear tu árbol genealógico para generar lo que sería una dinastía  propia, permitiendo a los usuarios nombrar beneficiarios a los que dejar el legado cuando se produzca una situación de invalidez o fallecimiento. Y también ofrecemos una forma de guardar de forma segura y cifrada los datos de acceso (usuarios y contraseñas) de cualquier servicio que utilicemos en Internet.

Hace pocos años el servicio que ofreces simplemente no existía. ¿La  tecnología es la principal fuente de innovación?

La tecnología es una gran fuente de innovación pero no es la principal. La fuente de innovación principal es la persona, siempre tenemos que poner el foco en las personas porque son lo que realmente importa. ¿De qué sirve tener un móvil fantástico de última generación si las personas no sabemos utilizarlo?

Tú has pasado de la idea a los hechos, del I+D  a  I ¿Qué es lo más difícil en este proceso?

En primer lugar hay que tener una confianza inmensa en tu idea y en sus posibilidades, si es necesario hay que discutir con firmeza con cualquiera para defender que es viable y es positiva.  En segundo lugar hay que ser capaz de tomar decisiones y asumir riesgos.

Y  en tercer lugar hay que tener unas ganas enormes de ser el protagonista del cambio sin preocuparnos por lo que dirán los demás. La sociedad no ha avanzado ni mejorado con miedosos, indecisos o faltos de ambición, los avances más importantes se producen siempre porque hay personas que arriesgan y creen en sí mismos y en sus ideas. Eso sí, hay que estar dispuesto a trabajar muy duro porque si no, no sales adelante. El que no quiera trabajar que ni se lo plantee.

Has  lanzado tu proyecto en México. ¿Los nuevos servicios y productos que se lanzan hoy en día tienen que estar enfocados a un mercado global?

Por supuesto. Hemos lanzado el servicio en inglés y en español para que el servicio sea internacional desde el minuto 0, podemos y debemos ofrecer esta oportunidad en España, en México, en EE.UU., en Egipto, en China o donde sea necesario.

Tenemos que trabajar duro por la sostenibilidad del proyecto inicialmente y, si lo logramos, iniciaremos inmediatamente una estrategia de crecimiento en el mundo árabe y asiático. China es para nosotros un destino prioritario pues ellos necesitan de un sitio donde poder recordar a sus familiares y antepasados puesto que no tienen espacio físico para enterrarles y rendirles homenaje posteriormente.

¿Quién innova más,  los individuos y autónomos, las pymes o las corporaciones?

En mi opinión las pymes, pero a innovar se debería ir en manada porque las ideas surgen fruto del diálogo y de la apertura de la participación a la mayor cantidad de personas posibles. Cualquier persona puede dar con algo con potencial sin importar el lugar que ocupe en una jerarquía empresarial.

En este sentido creo que las grandes corporaciones españolas tienen un déficit importante porque siguen utilizando un modelo productivo obsoleto, estamos en la sociedad del conocimiento no en la industrial, y por ello no se deben centrar exclusivamente en la productividad sino que se tiene que favorecer la creatividad e implantar la meritocracia

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada