miércoles, 8 de mayo de 2013

Óscar Frías, CEO y fundador de trabber.com: “La innovación nos permite competir con gigantes que cotizan en la bolsa de Nueva York”

Compite con gigantes de la talla de Kayak, con una valoración bursátil de más de 1.000 millones de euros, pero algunas innovaciones en su servicio le han permitido no solo encontrar un nicho de mercado sino crecer tanto en España como en más de una docena de mercados exteriores. La agilidad y la innovación es una herramienta que las start-ups puede utilizan para encontrar su posicionamiento de mercado y crecer. 


Igor Galo

¿Qué es para Óscar Frías la “actitud innovadora? 

Es enfocar los productos o servicios o, en general, la resolución de problemas partiendo de cero, buscando cómo debería satisfacerse una necesidad o resolverse un problema en un mundo ideal, sin tener en cuenta cómo se esté haciendo actualmente. 

¿Puede una start-up española competir con gigantes que cotizan en la bolsa de Nueva York como Kayak? 

En Trabber.com pensamos que sí que es posible. Y la manera de hacerlo para nosotros es innovando, haciendo las cosas de forma diferente, y poniendo el servicio a nuestros usuarios como primera prioridad. 

En este sentido por ejemplo somos el único metabuscador que permite obtener precios 100% exactos, teniendo en cuenta incluso recargos por facturar maleta o según el método de pago. Esto es arriesgado porque nos hace parecer más caros que otras páginas que esconden estos recargos, pero sabemos que nuestros usuarios prefieren ver precios reales desde el primer momento, como es lógico, y debemos hacerlo así para dar el mejor servicio posible. 

¿Cuáles son vuestras fuentes para la innovación? 

Tenemos bastante feedback de nuestros usuarios. De hecho mantenemos un foro público de sugerencias para mejorar Trabber en el que cualquiera puede enviarnos sus propuestas e incluso votar las de otros usuarios. De ahí han salido bastantes ideas, como por ejemplo el buscador de ofertas sin destino, a partir solo de un origen y presupuesto. 

También recibimos mensajes directos de nuestros usuarios a través de la web, e-mail o redes sociales que muchas veces nos indican cosas a mejorar. Y luego está nuestra propia experiencia. Lógicamente nosotros también somos usuarios de Trabber.com a nivel personal y al utilizar la web para buscar nuestros viajes también se nos ocurren nuevas ideas. 

Has pasado de la idea a los hechos, lanzando un producto innovador ¿Qué es lo más difícil en este proceso? 

Una vez que ya tienes una idea, algunos consejos para llevarla a la práctica serían: 
  1. Ser flexible con la idea inicial. Es probable que haya que cambiarla por el camino. Nosotros tuvimos que cambiar dos veces radicalmente el enfoque de Trabber.com hasta que encontramos el que funcionó. 
  2. Relacionado con el primer consejo, es recomendable lanzar un producto o servicio lo antes posible para validar su aceptación, aunque no sea todo lo completo o acabado que tenemos en mente. Esto nos permite ver si la idea puede funcionar, si hay que modificarla o descartarla completamente. En este sentido es muy recomendable seguir los consejos del método/libro The Lean Startup
  3. Olvidarse de la burocracia hasta que sea necesario (es decir, hasta tener ingresos). No ayuda nada perder el tiempo con papeleo antes de tiempo. 
A veces la primera barrera de un servicio innovador es hacerse entender entre los consumidores. ¿Cómo lo has solucionado? 

Nosotros hemos tenido la suerte de ser pioneros como metabuscador de viajes en España y eso nos ha ayudado mucho a darnos a conocer. Al ser un servicio útil y además gratuito hemos sido muy recomendados en blogs, redes sociales y medios de comunicación. Desde el punto de vista del producto, nuestro enfoque es siempre la transparencia y claridad, también en el diseño y la presentación, precisamente con el objetivo que la web se entienda lo mejor posible. 

También has innovado en mercados. Trabber.com está ya diferentes países. ¿Qué es lo más difícil en este aspecto para una Pyme? 

Sin duda la promoción. Al final la base del producto, aunque tiene por supuesto adaptaciones locales, es común para todos los mercados. Y además las adaptaciones son un problema básicamente técnico que se resuelve y ya está. Sin embargo darte a conocer en otros mercados es difícil, sobre todo cuando ya hay servicios similares implantados allí y no cuentas con la ventaja de ser el primero. Pero estamos en ello. Acabamos de lanzar Trabber.com en seis países en América Latina y por el momento estamos teniendo un buen recibimiento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario