lunes, 30 de septiembre de 2013

Juan Cartagena, CEO y fundador de Traity: “El espíritu innovador es buscar India y solamente encontrar América”

Conoció a su novia por Internet y se dio cuenta de que aún queda mucho para desarrollar servicios que midan la reputación y personalidad de la “población online”. Su producto, traity.com, totalmente innovador a nivel global, se ha lanzado al mercado europeo de cabeza. Y competiciones como el Open Talent de BBVA se lo han reconocido, ya que resultó ganador. 


Igor Galo

¿Qué es para Juan Cartagena el espíritu innovador? 

El espíritu innovador es buscar India y solamente encontrar América. Es buscar soluciones que mejoren un problema en un 2000% y sólo mejorarlo un 300%. Es luchar contra Golliat y volver a casa con un ojo morado. Escupe sangre, vuelve a levantarte y desafíale de nuevo. 

¿Cómo surgió el proyecto de Traity?

Conocí a mi novia por internet, y antes de nuestra primera cita ella no sabía si podía fiarse de mí, a pesar de que soy buen chaval. Hablé con amigos sobre cómo medir la reputación de la gente, y junto con mi profesor en sociometría trabajamos en una metodología para calcular reputación que derivó en Traity

¿Qué innovaciones ofrece al mercado? 

Hace 10 años nadie pondría su CV online, porque para qué querrías que nadie sepa dónde estudiaste, trabajaste, etc. Sin embargo hoy tenemos LinkedIn, porque nos ayuda a encontrar a la gente adecuada para negocios, oportunidades, ventas, trabajos, etc. 

Nosotros queremos crear mercados más efectivos de personas, donde podamos encontrar a la gente más adecuada basada en su personalidad. Los creativos, los perseverantes, los proactivos, etc. Es un proyecto enorme y la dificultad de hacerlo bien es muy grande, pero a la vez muy bonito ver cómo de lejos podemos llegar. 

Su proyecto está en inglés, ¿se lanzan al mercado mundial desde el principio? 

Sí, nosotros nunca nos planteamos España como mercado. De hecho todos nuestros inversores desde el principio fueron internacionales. España como mercado es muy pequeño. Puede tener sentido para start-ups locales tipo Groupon, pero no para productos innovadores como el que intentamos crear nosotros. En mi opinión el mercado mínimo que habría que abarcar es Europa, pero los idiomas complican la situación, por eso empezar con inglés tenía sentido. 

Participáis en importantes foros de emprendedores del mundo. ¿Cómo ven la creatividad e innovación española respecto al resto del mundo? 

Limitada. España está muy por detrás de Silicon Valley o de Israel en cuanto a innovación, por muchas razones. La primera es a nivel de inversión. En España es más fácil invertir en copias de modelos de negocio que ya funcionan fuera, que crear algo completamente nuevo. A nivel de retorno a la inversión, es fácil que esas empresas generen un retorno o que vengan las extranjeras a comprarlas, tipo Just-Eat, pero eso significa que nunca se llega a invertir en las start-ups que se pueden convertir en Google, Paypal o Youtube. Por eso nuestras mejores start-ups se venden por decenas de millones en vez de por billones. 

Los inversores no son los únicos culpables. Los propios emprendedores tienen menos ambición que los extranjeros, quizás por aquí tener una salida de 10 o 15 millones es un gran éxito mientras que en USA es un éxito mediocre, y suben la barra del éxito. 

Finalmente, para tener esas grandes empresas de "billones" necesitamos una revisión fiscal para start-ups. No puede ser que una start-up fundada en España tenga impuestos del 40% cuando el emprendedor sale y en EE.UU. de 0%. Eso genera una situaciones de "limones", donde las start-ups que tienen más posibilidades de éxito probablemente sean fundadas en el extranjero, incluso si son fundadores españoles. 

¿Cómo gestionan la innovación dentro de su empresa? 

Nosotros somos muy ligeros a la hora de crear. Decidimos algo y lo hacemos al día siguiente. Intentamos que todo sea desarrollado y probado en una semana. Así podemos ver el feedback de los usuarios y continuar mejorando o cambiar. Nunca intentamos tener un producto demasiado perfecto. Con 20% del esfuerzo puedes tener un 80% del producto final y saber rápidamente si esa es la dirección adecuada. Así mismo, en el equipo todos tienen la oportunidad de crear el producto a todos los niveles.

No hay comentarios :

Publicar un comentario