miércoles, 18 de septiembre de 2013

La crisis: ¿Impulsora o freno para la innovación?


Igor Galo


Con China en boca de todos, pocos profesionales no sabrán hoy ya que el ideograma chino para decir crisis y oportunidad es el mismo. Mucho se ha hablado que quien no ha innovado en tiempos de bonanza lo tendrá que hacer ahora, quizás a la fuerza. 

Pero, ¿Es la crisis y la necesidad el impulso que PYMES y empresa necesitaban para lanzarse a la innovación de forma seria? También se podría pensar que los miedos al fracaso, en una época de recursos escasos, pueden también evitar cualquier cambio. Ignacio de Loyola decía que “en tiempo de tribulación, mejor no hacer mudanza”, una visión diferente a la de Nietzsche que comentó aquello de que “lo que no te mata, te hace más fuerte”.

Para analizar si esta crisis económica puede ser un impulso de la innovación en sector empresarial español, Innac ha consultado con varios expertos españoles en Innovación.

 “La crisis  puede ser un detonante de la innovación. Ya lo decía Einstein. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias” asegura Juan Vicente Garcia Manjón, director del Centro de Liderazgo Innovación y Coaching  (http://www.jvmanjon.com/

De la misma forma opina Xabier Ferrás, Decano de UVic y profesor de Innovación en ESADE. “La crisis impulsa la innovación. La crisis no es más que un cambio de contexto, un cambio que puede ser aprovechado en beneficio propio. Emprendedor es aquél que es capaz de sacar valor del cambio. Por ello, lo momentos de crisis son momentos de grandes innovaciones por adaptación al nuevo contexto.”

Pero también añade que “La innovación pura no es adaptativa, es transformadora. El verdadero innovador no lo hace por necesidad u oportunidad, lo hace por vocación. Por ello, innovación y liderazgo son dos caras de la misma moneda: no hay liderazgo sin innovación por que no se puede liderar la rutina, ni innovación sin liderazgo, pues aquella requiere dosis certeras de iniciativa personal.”

Xabier Marcet, consultor experto en innovación, tiene una opinión similar pero con matices ya que el miedo que generan las situaciones en crisis pueden, sin embargo, llevar a la parálisis en lugar dar  la innovación. “El miedo (que provoca las crisis) atenaza y agrava la crisis. Cuando más entrenada está una empresa a innovar y a practicar el riesgo responsable hay menos miedo al fracaso. Las empresas en crisis severa están atenazadas y se sienten que no pueden fracasar, son como tenistas jugando finales importantes con el brazo agarrotado. Innovar requiere soltura.”

Difiere algo de la opinión de Enric Barba, autor del libro "Innovación"  (http://www.enricbarba.com/),  que señala que “La crisis debe impulsar la innovación. Sólo si nos diferenciamos sobreviviremos económicamente como individuos, empresas o naciones. Las empresas y los individuos que sobrevivan a esta crisis, sin duda, gracias a la innovación,  saldrán reforzados.”. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada