viernes, 11 de octubre de 2013

Innovación: no es solo el producto

La innovación en producto, para ser sostenible a largo plazo, debe combinarse con la creación de un espíritu innovador y nuevos procesos dentro de las empresas, según un artículo publicado por Harvard Business Review Blogs. 

Igor Galo 

Todas las empresas están ya volcadas en la innovación. Nadie duda de que los productos y servicios que generen la facturación y beneficios dentro de 10 años serán muy diferentes de los actuales. 

Pero la innovación no es solo crear un proceso para ir generando nuevos productos, ya que muchos no suelen ser rentables y los que lo son, en muchos casos pueden ser replicados por la competencia en poco tiempo. Lo interesante es crear un flujo innovador constante en al empresa. 

Es la opinión de los profesores Ijay Govindarajan and Jatin Desai de Harvard, que han publicado un artículo sobre la necesidad de combinar una estrategia dual en las compañías que logre resultados a cortos plazos en innovación, con una actitud innovadora que se mantenga largo plazo. Este tipo de ventaja diferencial, además, es mucho más difícil de replicar por la competencia que cualquier producto. 

Y frecuentemente las start-ups son más hábiles que las grandes compañías en lograr esto. ¿Cuáles son las principales barreras de las corporaciones para integrar el espíritu innovador en sus procesos y espíritu? Los profesores señalan principalmente cinco estudiante las empresas más grandes de los EEUU: 
  1. Batallas internas. Las grandes compañías tienen recursos, pero las batallas internas hacen que muchas ideas queden en el cajón… hasta que otra empresa externa se adelanta. 
  2. Falte de enfoque de las inversiones en innovación, con duplicidades dentro de las corporaciones. 
  3. Las grandes corporaciones suele tener un ritmo muy lento que lleva una velocidad diferente a las capacidades creativas. 
  4. La dispersión de productos y capacidades en grandes corporaciones, diluye el foco en oportunidades emergentes y disruptivas. 
  5. Las compañías tienen una memoria organizacional que crea complacencia y aversión a riesgo, según experiencia pasadas, limitando el progreso. Cuando las decisiones futuras se basan solo en experiencia pasadas, la innovación queda obstruida. 
Más información sobre el artículo en el siguiente enlace.

No hay comentarios :

Publicar un comentario