viernes, 15 de noviembre de 2013

Carlos Domingo, CEO de Telefónica I+D “Las innovaciones más impactantes son las que combinan innovación de procesos, productos y modelo de negocio”

Acaba de presenta su libro “El viaje de la innovación” en base a experiencia personal y gestiona uno de los mayores presupuestos de I+D de España en uno de los sectores en los que la mayor parte de los productos actuales no existían hace una década. Pero para Carlos Domingo, la innovación no es algo relacionado con la tecnología sino una actitud en cualquier sector.



¿Qué es para Carlos Domingo la actitud innovadora?

Me gusta decir que para innovar hace falta ser un poco como Indiana Jones. Se parece mucho a uno de esos viajes que se muestran en sus películas en los que continuamente aparecen problemas inesperados y hay que buscar la manera de solucionarlas. Innovar está muy lejos de un camino prefijado en el que a priori sabes todo lo que te va a pasar y puedes prever que vas a hacer en cada momento.

¿Qué te llevó a escribir el libro “El viaje de la innovación”?

Por mi trabajo he leído muchísimo y he oído a mucha gente hablar sobre innovación, pero la mayoría se ciñen a un aspecto muy particular. En cambio, no conocía ningún texto que aportara una visión extremo a extremo del proceso de innovación y no solo contarte una teoría o un proceso concreto.

El libro está basado en mi experiencia personal, lo que he leído y lo que he aplicado durante estos años y lo que he visto que ha funcionado o no. Es un libro de metodología y de gestión para cualquiera que se quiera enfrentar a un proyecto de innovación. Además, está escrito desde España y con ejemplos de aquí y no solo hablando de Apple y Google o de empresas americanas.

¿Qué tipos de innovación existen?

Hay innovación en procesos, como cuando Zara es capaz de optimizar la manera en la que las prendas se crean y se llevan a las tiendas en un tiempo record. Hay innovación en productos, como Steve Jobs nos ha ido presentando en los últimos años a través de las creaciones de Apple. Y hay innovación en modelo de negocios, como ocurre en los productos que se comercializan de forma gratuita pero en los que la monetización se produce de una manera alternativa. Sin embargo, las innovaciones más impactantes y más sostenibles en el tiempo suelen estar en la intersección de tres cosas.

¿Existen métodos o maneras de sistematizar la innovación?

En el fondo se trata de tres pasos. Para empezar necesitas una buena idea que sobre todo resuelva un problema de un segmento de cliente de una forma mejor a lo que las alternativas actuales haga. Lo segundo, aunque es lo más importante, un buen equipo con la actitud y los conocimientos adecuados. Y luego seguir una serie de pasos que no se pueden obviar como la creación del producto, la validación temprana del mercado y, si todo va bien, el escalado del producto para que pueda alcanzar un mercado masivo.

En cualquier caso lo que tienes que ser es muy cuidadoso con el uso de los recursos. Al principio es muy importante ser muy frugal en el uso de los recursos para no quedarte sin dinero cuando no has conseguido validar la utilidad de tu producto o servicio con el mercado. Muchos innovadores fallan porque intentan crear el producto perfecto desde el momento cero y agotan todos los recursos disponibles antes de tiempo.

Eres el CEO de Telefónica I+D. ¿Cómo pueden crear un espíritu innovador las grandes empresas?

El problema que tienen las grandes empresas es que es muy fácil que exista alguien, normalmente más pequeño y con mayor margen de acción, que está pensando en introducir innovaciones que cambien de forma radical tu forma de hacer las cosas. Esto hace que muchas grandes empresas solo innoven en áreas donde el coste de hacerlo sea muy grande porque el número de posibles competidores es muy grande.

Contra esto se lucha con un espíritu de autoreflexión continuo. Hay que estar replanteándose constantemente dónde te encuentras, cómo has llegado hasta allí y buscar formas de seguir adelante intentando ser mejor, más rápido, más barato y en general anticipándote a lo que pueda venir.

No hay comentarios :

Publicar un comentario