miércoles, 6 de noviembre de 2013

¿Cómo fomentar el desarrollo de capacidades innovadoras entre los empleados?


Crear un ambiente y espíritu innovador dentro de una compañía o pyme se ha relevado como una herramienta básica para el desarrollo y supervivencia  de la misma. Además de en una barrera difícil de emitir por la competencia, precisamente por si dificultad.


Igor Galo



¿Cómo conseguirlo? Innac lanzó esta cuestión a varios expertos en innovación con el siguiente resultado.

“Estoy de acuerdo con lo que en su libro "El ADN del innovador" apuntan Dyer, Gregersen y Christensen”,  señala Juan Vicente García Manjón. “Estos autores destacan cinco cualidades en las que yo coincido como críticas en cualquier organización, y estas son la capacidad de observación, la pregunta, el experimentar, el networking y la capacidad para asociar conceptos diversos. Creo que a estas capacidades habría que acompañarlas con el premio al riesgo, a la capacidad de cambio y al aprendizaje y  el hacer accesible el concepto de innovación para todos los empleados”.

“El desarrollo de las capacidad innovadoras es la última frontera de la innovación corporativa: penetrar en los sistemas de recursos humanos” añade Xabier Ferràs, Dean, Business & Communication, en la UVic. “Existen buenas prácticas, aunque no están suficientemente documentadas ni diseminadas, ni mucho menos, practicadas. Un mensaje fundamental es que hay que poner a los mejores directivos al servicio de la innovación. Un líder brillante no puede estar al frente de una división consolidada: generará más valor construyendo una de nueva, aunque la primera tenga 10.000 personas y la segunda empiece sólo con una”.

“Esto rompe la cultura de la jerarquía y la verticalización: una promoción puede suponer pasar a dirigir una pequeña start-up corporativa, aunque en nuestra cultura eso parezca un castigo. Tampoco es bueno mantener las estructuras inamovibles. Está comprobado que las estructuras estables se fosilizan y derivan en coaliciones de intereses internos. Es bueno que los directivos se gestionen por proyectos. Un directivo jamás debe estar más de 4 años en el mismo puesto. Su proyecto ha acabado. Y, por último, incentivar los equipos de innovación: si quiere innovar, saque a los empleados del día a día, márqueles retos motivadores (desarrollo de productos rompedores), dóteles de un líder carismático, y ofrézcales un porcentaje de las ventas que se consigan con sus ideas” propone Xabier Ferràs, autor también del blog http://xavierferras.blogspot.com.es/.

Incentivos a la innovación sí, pero no necesariamente económicos

 
En cuanto a incentivos y liderazgo hacia la capación en innovación, Carlos Sarmiento de www.innovacionyestrategia.es  opina que “la comunicación y el liderazgo es vital para fomentar la innovación en el ámbito empresarial. Desde el punto de vista de los incentivos existe un amplio camino por recorrer de cara a establecer cuáles pueden ser los más adecuados, ya que una mejora en la retribución sólo incentiva a corto plazo. Existen otro tipo de mecanismos como el reconocimiento, la flexibilidad laboral,..., pero aún queda mucho camino por recorrer en este sentido en nuestro país”.

La solución será, según Xavier Marcet (www.xaviermarcet.com) “dejar  que fluya la energía innovadora de la gente, ayudándola en su aprendizaje innovador y creando una cultura donde lo único que no se permita sea fracasar sin aprender. No creo en la innovación basada simplemente en incentivos económicos, eso puede venir después, pero lo más importante es crear organizaciones donde la pasión por la innovación sea posible".

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada