lunes, 9 de diciembre de 2013

Oihana Sanzberro, directora de la Fundazión Asmoz: “Hemos lanzado un laboratorio de ideas para conocer la demanda real de formación de la ciudadanía"

Acaban de lanzar un laboratorio de ideas para escuchar a toda su comunidad de colaboradores, antiguos alumnos y red de conocidos y a partir de ahí innovar en su oferta formativa según la demanda real de la ciudadanía. Ohiana Sanzberro, Directora de la Fundación Asmoz, lidera este proyecto. 


Igor Galo

¿Qué es para ti la actitud innovadora? 

Es tener una actitud proactiva y experimental; no conformarse con un resultado convencional e intentar mejorarlo a través de ensayos y pruebas, partiendo del conocimiento previo, científico e incluso empírico. Es tener la osadía de experimentar y probar con un alto grado de incertidumbre, con una visión positiva y centrada en la oportunidad. 

Han lanzado un laboratorio de ideas. ¿En qué consiste? 

Consiste en impulsar la concepción de ideas en el ámbito de la formación permanente y a lo largo de la vida y dar respuesta a la actual demanda de necesidades de formación que tiene la ciudadanía. Hemos lanzado, en una primera fase, el Laboratorio de Ideas apoyándonos en una plataforma virtual como lugar de investigación y experimentación y a través de la cual se generarán y canalizarán ideas y proyectos a través de los agentes formativos impulsando, en todo momento, la cooperación entre las mismas. 

¿Cuáles son las fuentes de innovación de la Fundación Asmoz? 

Digamos que hasta el momento se ha centrado principalmente en el propio personal y colaboradores externos de la Fundación. Con este nuevo Laboratorio de Ideas, la idea es centrarnos en el cliente, en el usuario final de nuestros productos, y agradecerles su colaboración

¿Se fomenta internamente las iniciativas innovadora/ideas? 

Sí, aunque considero que la falta de tiempo es una gran enemiga de estas iniciativas; no porque nos falte tiempo para ejecutar o llevarlo a cabo sino porque no tomamos tiempo para pensar. Aún y todo, intentamos dar respuesta a todas las ideas que se generan internamente bien sean del ámbito de la gestión, tecnología, metodología o de contenidos y temática. Nos encanta experimentar y probar cosas nuevas. 

La educación, por su posición social, debería ser uno de los sectores más innovadores. ¿Lo es? 

Debería pero no creo que lo sea. Veo una clara divergencia entre la educación formal y no formal. La educación formal, entendiendo como aquella que se refiere al ámbito de las escuelas, institutos y universidades, al depender de políticas públicas, creo que no atraviesa precisamente el mejor de sus momentos; aunque puede que expresamente por eso, sea una oportunidad para el cambio. El ámbito no formal (el que se refiere a los cursos, academias, e instituciones, que no se rigen por un particular currículo de estudios), no obstante, creo que es más innovador porque no se rige explícitamente por la normativa pública sino por las exigencias del mercado y de la sociedad. 

¿En qué está innovando Asmoz? 

En varios aspectos: en lo tecnológico, por ejemplo, estamos haciendo pruebas con diferentes plataformas para los cursos MOOC; en cuanto a mercados estamos generando nuevas alianzas en el extranjero para reforzar nuestra marca y operar de forma más consolidada; y en productos diversificando contenidos y temática y dándole importancia a los idiomas. La innovación es necesaria en cualquier ámbito y cualquier momento pero, evidentemente, en estos momentos difíciles, se acentúa su necesidad. 

Más información en www.asmoz.org.

No hay comentarios :

Publicar un comentario