lunes, 29 de abril de 2013

Mejor ser “disruptor” que “disrumpido”. Un análisis de Wall Street Journal deja clara la relevancia económica de innovar

En un mundo tan competitivo como el actual, todas las empresas necesitan innovar para seguir creciendo, e incluso para no perder posiciones. Esta necesidad se da incluso en el sector tecnológico, o precisamente más en este, donde a priori se podría pensar que todas las empresas son innovadoras. 

Wall Street Journal publicó un reportaje en su edición europea, el pasado 22 de abril, en el que ha investigado los resultados y la facturación de las empresas tecnológicas más grandes de EE.UU. distinguiendo entre "disruptores" y "disrumpidos" (entre “disrupters” y los “disrupted”). 

© The Wall Street Journal
Es decir, las que innovan y aquellas que son afectadas por la innovación. El resultado era claro, las tecnológicas más innovadoras (como Facebook, Saleforce.com, Google, Qualcomm, Amazon o Apple) aumentan su facturación una año más. Otras empresas menos innovadoras del sector (como Dell, Yahoo, HP, IBM o Intel), aún siendo gigantes, ven caer su facturación anual entre un 10 y 5% este año. 

Un artículo interesantes que demuestra con cifras cómo las empresas que crean y lanzan más productos nuevos, incluso con fracasos por el camino, o compran empresas innovadoras para integrarlas, crecen más que las empresas con estrategias poco innovadoras.

Podéis acceder al artículo original en el siguiente enlace.

viernes, 26 de abril de 2013

¿Qué es la innovación por goteo o “a la inversa”?

La crisis económica en los países desarrollados está poniendo de moda una nueva forma de lanzar nuevos productos o servicios, que ha adoptado el nombre de innovación por goteo o “reverse innovation”. Se trata de innovaciones que se desarrollan en países en vías de desarrollo y luego dan el salto a los mercados desarrollados, y afectan sobre todo a aspectos de diseño de producto y comercialización. 

Igor Galo 

La crisis económica que ha sufrido el mundo desarrollado en los últimos años ha convertido en inviables a muchas empresas o modelos de negocio, aunque sin embargo ha creado nichos para otros nuevos e innovadores. 

La tendencia low cost es una de ella, pero no la única, que se engloba en lo que los teóricos de la innovación han denominado “reverse innovation” o innovación por goteo, como también se denomina a esta tendencia. 

El término, comenzó a ser utilizado por los profesores de la Universidad de Dartmouth Vijay Govindarajan y Chris Trimble, describe una nueva tendencia que consiste en diseñar productos y servicios innovadores para los consumidores de países como China o India, para luego trasladarlos a los mercados de países desarrollados. Una tendencia que ha sido la contraria a la habitual, es decir, el lanzamiento de productos caros en mercados ricos que luego iban “democratizándose” y bajando de precio con el tiempo. Algunos expertos consideran que, por tendencias económicas y demográficas mundiales, esta tendencia va a ser el combustible de las innovaciones más exitosas en los próximos años

Ya empieza a haber algunos ejemplos conocidos. El automóvil Tata Nano está dando el salto a mercado desarrollados, y los fideos bajos en grasa (para ser más baratos) que Nestlé comercializaba en India se venden en otros países como producto saludable. Son sólo dos de los ejemplos de este tipo de innovación puedes descubrir en la web http://www.casestudyinc.com/reverse-innovation-definition-and-examples

En las próximas vacaciones, quizás haya que ir con los ojos abiertos no sólo para los monumentos. Los países en desarrollo puede ser una fuente de innovaciones que pueden trasladarse a otros mercados. 

Otros enlaces para descubrir más:

miércoles, 24 de abril de 2013

Una empresa española patenta una tarjeta para guardar contraseñas digitales

Akrocard nació en 1996 como fabricante de tarjetas de plástico, y desde entonces ha ido cambiando e innovando al ritmo de los tiempos. Esta pyme nació en Barcelona y tiene ahora su centro productivo en Girona, desde donde exporta a todo el mundo. 

En este proceso de evolución e innovación constate, Akrocard ha ido saltado de la tarjeta de plástico, a la de banda magnética, el chip, la tarjeta sin contacto y, finalmente, a su último proyecto: una tarjeta chip que memoriza hasta 50 contraseñas y que vende con el nombre comercial de Safe Keeper. Un producto novedoso a nivel global que ha patentado. 
Consciente de que los ciudadanos tiene que memorizar cada vez más nombres de usuarios y contraseñas (la del trabajo, al del correo electrónico, facebook, claves para banca electrónica y otras muchas) la firma catalana ha desarrollado esta tarjeta para almacenar contraseñas de forma segura. De esta forma el usuario accede directamente a esos servicios sin necesitar sus claves. La tarjeta, además, también puede servir como almacén de huellas digitales y de otros tipo de archivos, a modo de USB. 

La SafeKeeperCard funciona siempre y cuando la terminal desde la que se accede, generalmente un ordenador personal o portátil, vaya equipado con lector de tarjetas chip. Algo no muy habitual en España, pero sí en otros países como Francia donde ya han vendido 150.000 copias de esta tarjeta diseñada y producida en Girona. Una innovación española llevada a producción que ya se vende en el exterior. 

Más información en http://www.safekeepercard.com/.

lunes, 22 de abril de 2013

Pymes y micropymes del sector agro tendrán acceso al Centro de Innovación de Huelva

Desarrollar nuevos productos y añadir valor a la producción agrícola es el objetivo del nuevo Centro de Innovación de Productos Agroalimentarios (Cidpa). El centro, de 559 metros cuadrados y el primero de Andalucía, permitirá a las pequeñas empresas interesadas hacer uso de las instalaciones del centro durante tres meses a precio de coste. El centro cuenta con las herramientas e instalaciones necesarias para que los empresarios puedan investigar y desarrollar productos agrícolas de cuarta gama, es decir preparados, o de quinta gama, precocinados. 

El centro se abrirá a los productores de frutas regionales de forma que, mediante procesos de investigación e innovación, lancen productos de mayor valor agregado y generando más carga de trabajo. Además de estas ventajas, los promotores de la iniciativa esperan que los nuevos productos permitan solucionar algunas barreras que tiene el sector actualmente como la temporalidad, ligada a la cosecha, o los excedentes puntuales de ofertas que se no se pueden aprovechar y que, a través de productos innovadores, generarían más empleo y facturación.

Más información:
CIDPA. Parque Huelva Empresarial la Alqueria, Avd. Jamón de Huelva s/n, 21007 Huelva
959 54 01 26;‎ www.camarahuelva.com

viernes, 19 de abril de 2013

¿Tienes una idea tecnológica? Conviértela en una innovación

El Congreso Internacional de Ciudadanía Digital (#CICD) impulsado por Diariovasco.com y patrocinado por Fomento de San Sebastián y Vodafone, lanza una nueva competición internacional para ‘start-ups’ de base tecnológica. 

Las ideas y proyectos tienen de plazo para presentarse hasta el 2 de mayo. Solo se puede presenta un proyecto por start-up, siendo el ámbito del certamen internacional. La inscripción se realiza a través de la página web http://startup.congresociudadaniadigital.com/

A principios de junio se anunciarán los diez finalistas del certamen, que podrán exponer su proyecto dentro del Congreso de Ciudadanía Digital que tendrá lugar del 25 al 28 de Junio en San Sebastián, y durante el cual se seleccionarán a los tres ganadores. Los premios para los mejores proyectos serán una asesoría legal o la creación de un vídeo promocional explicativo como motor de impulso a su proyecto

Los proyectos deberán englobarse en alguna de estas categorías: aplicaciones móviles, cloud computing, e-commerce, eficiencia energética, finanzas y pagos, gaming, multimedia, redes sociales, smart cities, y otras, y se valorará especialmente el carácter innovador de la misma. El año pasado más de 60 proyectos se presentaron al certamen.

miércoles, 17 de abril de 2013

Gestión de la innovación en tres dimensiones, por Silvia Leal

Silvia Leal es Directora de los programas de Innovación y Tecnología del IE Business School y Directora Corporativa de Tecnología en Geoban S.A. (Back-office del Grupo Santander). Doctora, experta en Innovación y Nuevas Tecnologías, colabora con la Comisión Europea para el despliegue de la Agenda Digital.

No es un nuevo objeto de debate, originado por la difícil situación a la que se están enfrentando gobiernos, empresas y emprendedores. Tampoco es parte de un elaborado discurso político o empresarial, surgido de la profunda crisis financiera que estamos atravesando. Sin innovación no hay salvación. Las cifras que avalan este mensaje son demoledoras. 

La Comisión Europea estima que durante los años previos a la crisis la cuarta parte del incremento del Producto Interior Bruto (PIB) de sus países y el 41,6% del crecimiento de su productividad encontraron su origen en la innovación. No obstante, según refleja el Innovation Union Scoreboard, la situación de la innovación en nuestro tejido empresarial es preocupante. Más concretamente, nuestro país ocupa el puesto 16 entre los 27 países analizados, muy por detrás de la media. 

De hecho, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en nuestro país tan sólo el 18,6% de las empresas pueden considerarse innovadoras. ¿Por qué? El 44,69% de las organizaciones argumentan no innovar porque los costes de hacerlo son demasiado altos. El resto justifica no hacerlo como resultado de la falta de conocimiento, por factores de mercado o porque, simplemente, no hay demanda de innovaciones. 

Sin embargo, la innovación no es el fruto directo de fuertes inversiones de capital, sino el resultado de la energía innovadora de las personas. Por ello, en un momento en el que los “nuevos presupuestos” son un recurso muy escaso, las empresas necesitan asegurarse de desarrollar al máximo su capital intelectual y creativo disponible. 

Utilizaré una sencilla metáfora. La innovación es el resultado de la combustión de tres elementos: las personas, la organización y la motivación. Si estos se gestionan adecuadamente el resultado será una potente energía creadora (nuevos productos, negocios, mercados…). Pero si no se gestionan bien, el resultado será una simple incineración. 

Desafortunadamente, no se trata de un proceso que llegue acompañado de manual de instrucciones. Por ello, quiero compartir con vosotros los resultados de una larga y profunda investigación que he desarrollado gracias a la colaboración del IE Business School, Telefónica y SAGE. Publicaciones internacionales como Forbes ya se han hecho eco de sus interesantes pero inesperadas conclusiones. 

De acuerdo a esta investigación, la innovación es un proceso “esencialmente humano” que debe ser gestionado con la misma eficiencia que el resto de los procesos de una compañía. Surge así la metodología “Innova 3DX” que contempla la gestión de la innovación a través de tres ejes o dimensiones: el ecosistema creativo; la identidad innovadora, y la motivación intrínseca, motor biológico que impulsa a actuar. 

El ecosistema creativo en el que desempeñamos nuestro día a día puede bloquear o, por el contrario, desatar nuestra fuerza innovadora. Las empresas son conscientes de esto, y por ello invierten muchísimo esfuerzo y dinero en acciones dirigidas a mejorar su cultura innovadora pero, ¿Son efectivas? En demasiadas ocasiones, no lo son. 

Elementos como el entorno laboral (¿Estoy a gusto? ¿Cómodo?), las prácticas directivas (¿Valora mi jefe que innove? ¿Pensará que no estoy haciendo mi trabajo?) impactan igualmente sobre nuestro comportamiento y, por supuesto, sobre si intentaremos o no innovar. Medidas enfocadas únicamente en la cultura de innovación no serán efectivas. 

En segundo lugar se encuentra nuestra identidad innovadora. La innovación surge en las personas, por lo que es necesario que seamos creativos. Existe un claro consenso sobre esto, y por ello más del 50% de las acciones dirigidas a fomentar la innovación ponen su foco en este factor, la creatividad, pero de nuevo ¿son efectivas? En demasiadas ocasiones, tampoco lo son. 

Nuestra identidad innovadora es una realidad mucho más compleja. Por ejemplo, nuestra autoestima (¿Yo? ¿Seguro que yo?...), nuestro optimismo (¿Y si también me sale mal? ¿Fracasaré?), nuestro miedo al fracaso (¿Y si fallo? ¿Me castigarán?) y nuestro locus de control (¿Depende de mí? ¿Puedo hacer realmente algo?), impactan fuertemente sobre el comportamiento creativo, y deben ser entendidos y gestionados correctamente. En caso contrario, nuestro valioso potencial creativo se desvanecerá. 

Pero todavía nos queda una tercera dimensión, la motivación, esa fuerza o motor biológico que dado un determinado ecosistema creativo y una cierta identidad innovadora, nos impulsará a actuar, a intentar innovar y crear. Esta dimensión se asocia con preguntas como: ¿Lo conseguiré? ¿Merece la pena innovar? 

Como consecuencia, aquellas empresas que apuesten por la innovación deberán establecer mecanismos que minimicen las fugas de creatividad y que sistematicen la incorporación de todo el ingenio organizacional en la maquinaria generadora de nuevas ideas. Para ello, deben concentrarse en estas tres dimensiones, y aprender a monitorizarlas con eficiencia para vencer la resistencia que ofrecen los viejos modelos. La fuerza motriz que necesitan para salir reforzadas de esta crisis, que tarde o temprano tiene que terminar, está en ellas mismas. 

lunes, 15 de abril de 2013

Alberto Guadarrama, responsable I+D+i de Grupo Matarromera: “Aunque en ocasiones la aplicación de un conocimiento no es inmediata, te sitúa en una mejor posición estratégica para diseñar nuevos productos”

Matarromera es uno de los grupos vinícolas más importantes del panorama nacional, que aúna tradición, innovación y calidad en todos sus productos que van desde los vinos elaborados en sus siete bodegas ubicadas en las DO más importantes del río Duero y que se ha destacado por la innovación y el lanzamiento de novedosos productos en el un sector en el que, a priori, parece que no haya hueco para grandes novedades. Ellos han finalizado 39 proyectos en I+D+i y otros cinco están en camino. Alberto Guadarrama, doctor en Químicas y Licenciado en Enología por la Universidad de Valladolid compagina las tareas de Director I+D+i con las de Enólogo Jefe de Bodega Emina, comparte con INNAC su visión de la innovación. 

Igor Galo

¿Qué es para ti la actitud innovadora? 

Mantener los ojos bien abiertos en todo momento para descubrir nuevas formas, nuevas fórmulas o nuevos productos, preguntarte continuamente cómo se pueden mejorar las formas o procesos y, sobre todo, llevar a cabo las ideas con ilusión, sin miedo al fracaso y sin cejar en el empeño. 

¿Cuales son los últimos proyectos de innovación de Matarromera? 

A partir de extractos polifenólicos beneficiosos para la alimentación, Grupo Matarromera está investigando en nuevos productos que puedan recoger las ventajas que ofrecen los polifenoles como son las Cápsulas Antioxidantes que comercializa ESDOR Cosméticos S.L. como complemento alimenticio. Además, se está investigando esos extractos para su incorporación en la obtención de los llamados alimentos funcionales. 

¿Cómo se genera un ambiente innovador en una empresa mediana? 

El ambiente innovador está muy ligado al espíritu emprendedor y los valores, que inculca el fundador de una empresa, y que son determinantes para el futuro innovador de la misma. 

¿Miden la rentabilidad de la innovación? 

Realizamos un seguimiento de las mejoras que hemos implementado y, por supuesto, analizamos la inversión que se ha realizado y la rentabilidad financiera y social de las mismas a corto, medio y largo plazo, así como los resultados que hemos obtenido con dicha mejora o implementación. La investigación se realiza para adquirir conocimiento y, en ocasiones, la aplicación de este conocimiento no es tan inmediata, pese a ello te sitúa en una mejor posición estratégica para diseñar nuevos productos

¿Cómo les ha ayudado su espíritu innovador a convertirse en una referencia de su sector? 

Entendemos la innovación como una herramienta estratégica que permite incrementar la competitividad y generar valor. Gracias a nuestros más de 39 proyectos de i+D+i finalizados, y otros más en curso, hemos sido reconocidos con algunos premios como el Premio Cinco Días a la innovación empresarial, el premio hispano-alemán a la innovación, el premio Castilla y León Económica al mejor producto innovador con EminaSin o el reciente Premio Carrefour a la empresa más innovadora de Castilla y León. 

El mundo de la gastronomía/alimentación gourmet. ¿Es también tendente a la innovación? 

Todos los sectores tienen su potencial innovador. Al sector alimentario y al vitivinícola le queda aún mucho camino que recorrer y muchos rincones nuevos que crear y en los que experimentar. Son sectores que han ido creciendo con el hombre y que, como él, no dejan de evolucionar. 

¿Qué líneas de trabajo destacarías en los proyectos de I+D+i que estáis llevando a cabo? 

Los proyectos de innovación que estamos llevando a cabo giran en torno a las siguientes líneas de trabajo: trazabilidad alimentaria y comercial, automatización y mejora de procesos, deconstrucción molecular y diseño de vinos sin alcohol, desarrollo informático y TIC, extracción de polifenoles y otras moléculas orgánicas, desarrollo de cosméticos de alma gama y de complementos alimenticios con efectos beneficiosos para la salud. 

¿Cuántos proyectos lleváis a cabo y con qué medios contáis? 

Grupo Matarromera ha estado inmerso durante los últimos años en 39 proyectos de i+D+i y para ello cuenta con un gran departamento de I+D+i formado por personal muy cualificado. Además, se realiza una búsqueda continua de universidades y centros tecnológicos con los que colaborar en el desarrollo de proyectos y en la empresa se fomenta la propuesta de ideas por parte de los diferentes grupos de interés, algo que enriquece mucho las posibilidades de innovación empresarial.

viernes, 12 de abril de 2013

100.000 euros para proyectos tecnológico innovadores

Open Talent 2013, la competición de start-ups innovadoras organizada por el BBVA, abre su período de recepción de proyectos. Puede presentarte a este certamen, que este año alcanza su quinta edición, cualquier proyecto con una antigüedad menor a 24 meses que se encuadre en alguna de las dos categorías existentes: “innovación y tecnología” y “nueva banca”. 

Para participar es necesario rellenar el formulario de inscripción disponible aquí e incluir un video pitch de hasta dos minutos de duración que presente el proyecto por parte de uno de sus impulsores. El plazo de recepción de proyectos termina el 8 de mayo de 2013

© Open Talent BBVA
Los ganadores serán seleccionados por una fórmula que combina un jurado profesional con una votación popular, aunque el proyecto más votado recibirá en cualquier caso una mención especial y un viaje al a conferencia Emtech con todos las gastos pagados. Los 20 finalistas recibirán formación especial para impulsar sus proyectos y los dos ganadores hasta 100.000 euros cada uno que podrán materializarse como aportación de capital para el proyecto, ayuda a la difusión del mismo o en contratos con el BBVA. 

En su edición de 2012, en la categoría de Servicios financieros el premio fue para la firma colombiana StartBull, que creó un simulador de divisas y acciones de los principales mercados latinoamericanos. En la categoría de Innovación y tecnología el ganador ha sido la empresa argentina Wideo, una herramienta para que cualquier persona pueda hacer vídeos explicativos de animación de forma gratuita, sencilla e intuitiva.

miércoles, 10 de abril de 2013

Ramón López de Mántaras: “Las empresas de base tecnológica más innovadoras son pymes.”

Ramón López de Mántaras Badia es Profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del CSIC. Es uno de los pioneros de la inteligencia artificial en España. Actualmente investiga en razonamiento y aprendizaje basado en casos, en robots autónomos capaces de aprender interactúando con su entorno físico (developmental robotics), y en inteligencia artificial aplicada a la música. Esta vez el blog de INNAC entrevista a un investigador de primera línea, que comparte con nosotros su visión de la innovación.

Igor Galo

¿Qué es para ti la actitud innovadora? 


La verdadera actitud innovadora es, en mi opinión, estar dispuesto a invertir en I+D y no solamente esperar recibir subvenciones del Estado. Si los empresarios realmente consideran que para ser competitivos hay que innovar, entonces debe ser consecuentes e invertir recursos propios de la misma forma que invierten, por ejemplo, en publicidad. Además tienen que valorar más las formaciones doctorales formando equipos de alto nivel que sean capaces de trabajar de igual a igual con los centros de investigación más avanzados. 


Eres director del Instituto de Inteligencia Artificial en el CSIC. ¿Cómo está España en este campo? 


En base a los indicadores usuales que miden la productividad e impacto de publicaciones científicas, o la presencia de investigadores en comités de redacción de revistas, comités científicos de congresos y cargos de responsabilidad en organizaciones internacionales de prestigio, estamos muy bien posicionados. En productividad somos el sexto país, en número total de citas el noveno y en índice-H el undécimo. Estos dos últimos indicadores están relacionados con la calidad de la producción científica. Sin embargo en actividades relacionadas con la transferencia de tecnología y la actividad empresarial en I+D en Inteligencia Artificial ya no podemos decir lo mismo.

La inteligencia artificial y el cine parece que han ido unidos. Los artistas, escritores, guionistas… ¿pueden ser más innovadores que los científicos? 

En el campo de la inteligencia artificial, la película "2001 Una Odisea del Espacio" estrenada a finales de los años 60 planteaba una serie de capacidades cognitivas en el ordenador HAL 9000, que de alguna forma, y posiblemente sin que ni Arthur Clark ni Stanley Kubrik lo pretendieran, marcó la agenda de temas de investigación en IA de los siguientes 40 o 50 años. Los escritores de ciencia ficción no es que sean más innovadores que los científicos sino que posiblemente tienen tanta o más imaginación que los ellos, y la imaginación es condición necesaria pero no suficiente para innovar

Las empresas tecnológicas españolas, ¿son innovadora o van por detrás?

Aunque hay ciertamente empresas tecnológicas españolas innovadoras, todavía no hay las suficientes en el campo de la Inteligencia artificial. La mayoría van por detrás de lo que se hace en otros países. 

¿En qué tipo de empresas se genera más innovación? 

En base a nuestra experiencia en el Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial, donde hemos tenido muchos proyectos con empresas, las empresas de base tecnológica más innovadoras son pymes

¿Qué innovaciones vienen en la inteligencia artificial? 

No hay un solo campo de aplicación ni un solo sector económico donde no haya miles de aplicaciones de la Inteligencia Artificial (IA). Lo que ocurre es que casi siempre las técnicas de IA no son visibles. Quizá por su actualidad y también por su extraordinario potencial las relacionadas en incrementar la seguridad viaria que, llevadas al extremo, culminarán en la existencia de coches totalmente automáticos. Otro ejemplo son los juegos de ordenador en los que los personajes no controlados por el jugador toman decisiones basadas en IA. 

lunes, 8 de abril de 2013

Ranking de países innovadores de la Unión Europea

La Dirección General de Empresa e Industria de la Comisión Europea hizo públicos, el pasado 25 de marzo de 2013, los resultados del cuadro de indicadores de la Unión por la Innovación (IUS - Innovation Union Scoreboard) para 2012. Este instrumento permite seguir la implementación de la Unión por la Innovación, una de las siete "iniciativas emblemáticas" que forman parte de la estrategia de crecimiento de la Unión Europea (UE), Europa 2020. 

El IUS compara el desempeño en innovación de los países de la UE, identificando las fortalezas y debilidades relativas de sus sistemas de investigación e innovación. El rendimiento de estos sistemas se mide a través de tres tipos principales de indicadores (facilitadores, actividades empresariales y resultados) y de ocho dimensiones, para un total de veinticinco indicadores relacionados con el proceso de innovación. Todos estos indicadores son resumidos en un índice sintético, que mide el nivel de innovación de los diferentes países.


La clasificación general se mantiene relativamente estable, con Suecia, Alemania, Dinamarca y Finlandia como líderes. España ocupa el puesto 16 en el ranking de la UE-27, dentro del grupo de países denominados “moderadamente innovadores”, aquéllos con un rendimiento entre el 50 y el 90 por ciento del nivel de la UE. 

Rendimiento en innovación en los países UE-27
Fuente: IUS, 2012. Dirección General de Industria y Empresa, Comisión Europea

Atendiendo al valor de España en relación con el valor del conjunto de la UE, las fortalezas relativas son los sistemas de investigación abiertos, excelentes y atractivos; los efectos económicos de la innovación, en concreto, en lo que respecta a las exportaciones de productos de media y alta tecnología; las publicaciones científicas en colaboración internacional, la facturación debida a productos nuevos para el mercado o para la empresa, la población entre 30 y 34 años con estudios de tercer ciclo y las marcas comunitarias (aquellas con protección en toda la UE). En estos aspectos, los valores en nuestro país están por encima de la media de la UE. 

Por su parte, las debilidades relativas de España quedan claramente reflejadas en las dimensiones de inversiones empresariales y vínculos e iniciativa empresarial, en especial la baja inversión empresarial en materia de innovación y el número de empresas innovadoras. 

Con respecto a la evolución, en los últimos cinco años (2008-13), la UE está aumentando su nivel de innovación a un ritmo medio anual del 1,62 por ciento cada año (España crece menos, un 0,87 por ciento de media). Sin embargo, se está ampliando la brecha y las disparidades entre los Estados Miembros. Por su parte, a pesar de que España ha mejorado progresivamente su posición relativa en el conjunto de la UE (sube dos posiciones respecto a la posición de 2011) aún no ha logrado la deseada convergencia con los países que tienen una clara posición de liderazgo. En este sentido, los objetivos de la nueva Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación tienen el objetivo de potenciar las fortalezas destacadas y corregir las debilidades fomentando mayores niveles de inversión empresarial y participación privada en materia de I+D+I. 

Puedes encontrar más información sobre mediciones de la Unión por la Innovación y otras muchas métricas de I+D, en el Observatorio Español de I+D+i ICONO (www.icono.fecyt.es). En concreto, para saber más sobre la Unión por la Innovación, así como el detalle de todos los indicadores en español, accede a la página de ICONO a través de este link.

El Observatorio Español de I+D+I (ICONO) de la Fu​ndación Española de Ciencia y Tecnología (FECYT) genera y analiza de forma rigurosa la información más actual en relación a los principales indicadores y estrategias de ciencia e innovación autonómicos, nacionales e internacionales. ICONO ayuda a entender, rendir cuentas y avanzar de forma planificada en la mejora del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación.

viernes, 5 de abril de 2013

Un jubilado concibe un ladrillo antisísmico al observar una obra

Hoy en INNAC os presentamos un ejemplo de innovador "de la calle", el caso de Andrés Villamarín Mora, que tuvo una idea y el coraje de llevarla a cabo, y además ha demostrado que la edad no es un impedimento para seguir haciendo cosas útiles. Nuestra más sincera enhorabuena, ¡le deseamos mucho éxito en su empresa!.

Noticia original de Teknautas - El Confidencial.  David Pérez.

Andrés Villamarín Mora era uno más dentro del nutrido grupo de los jubilados que acostumbran a observar y comentar el progreso de las obras en nuestros pueblos y ciudades. Hasta que se encendió una bombilla en su cabeza, y el madrileño decidió ir un paso más allá de las simples glosas. Descontento con el tiempo que tardaban los obreros en colocar cada ladrillo cuando levantaban un edificio, resolvió inventar un nuevo tipo

No se lo dijo a nadie. Se encerró varias horas al día en su cochera durante más de un año hasta que obtuvo un prototipo con el que estaba satisfecho. ¡Eureka!. No sólo había logrado reducir los tiempos de colocación de las piezas en más de un 75%, sino que su ladrillo contaba también con propiedades a prueba de terremotos.

“Bueno, los mayores nos fijamos más en los detalles, cuando trabajas no prestas atención a las cosas de la vida… y entonces, paseando tranquilamente por la zona del nuevo Aranjuez, mirando las obras, me fijé en que tardaban 30 segundos en colocar un ladrillo, con cuerdas, con niveles, y me pareció un disparate”, explica a Teknautas el madrileño de 72 años, de profesión técnico en inyección de aluminio y jubilado desde los 65.

"Me di cuenta de que era antisísmico"

“Empecé a pensar, a pensar y a pensar cómo podía hacerse más sencillo y más rápido. Desde 2007, me tiré por lo menos un año pensando, dibujándolo y proyectándolo. Primero lo dibujé y luego hice un molde de madera para fabricar ocho prototipos de hormigón y probar cómo podían colocarse de todas las maneras”, apunta Andrés Villamarín.

“Según lo iba proyectando -continúa el madrileño-, y cuando lo vi en la mano, empecé a pensar que sería un ladrillo fantástico. Además, me di cuenta de que era antisísmico. En la televisión yo he visto que cuando hay un terremoto se ven los ladrillos sueltos, caídos. Al estar encastrados y formar un único cuerpo, la resistencia a ser destruidos de estos ladrillos es enorme”.

Andrés Villamarín está casado, tiene dos hijos y tres nietos. Nadie en su familia, salvo su hija Elena -“cuando me lo contó aluciné”, comenta ella-, supo nada de lo que estaba tramando en su cochera hasta que obtuvo la patente del invento, que consiste en un sistema de construcción en el que los ladrillos encajan unos sobre otros mediante varillas metálicas, dejando huecos libres para introducir cualquier tipo de argamasa.

“Mi mujer me dijo que en qué jaleos me meto”

“Mi hija me ayudó con el papeleo. Yo le iba explicando cómo era y ella lo iba redactando. Tardaron tres años en concedernos la patente. Cuando se lo conté a mi mujer, me dijo que en qué jaleos me meto”, bromea Andrés Villamarín.

“Es un ladrillo que supera al actual por mucho. Se puede fabricar con productos reciclados, conecta muy bien dentro de la tendencia de la ecoconstrucción y además su colocación se podría robotizar porque se encajan solos”, afirma su hija.

En cuanto a sus propiedades contra los seísmos, Elena Villamarín cree que “supera por mucho a los que existen, porque están los ladrillos ‘tipo lego’, pero éste permite argamasa y eso es indestructible porque se forma como si fuese una malla metálica en su interior”. 

“Estoy buscando a alguien que lo quiera fabricar”

Aunque Andrés está seguro de que su ladrillo “cambiaría la construcción por completo, ahorrando un tiempo enorme en cualquier obra porque apenas se tardan seis segundos en colocarlo”, de momento, salvo un par de publicaciones en revistas especializadas del sector, el invento no ha salido del anonimato. 

“Ya no se puede seguir construyendo como antiguamente. Estoy buscando a alguien que lo quiera fabricar. De momento, ninguna empresa constructora se ha puesto en contacto conmigo”, dice el madrileño. 

“En cuanto a su precio, no sería más caro fabricarlo, podría competir perfectamente porque las varillas que lleva son baratísimas y no crea gastos adicionales. Un arquitecto me ha dicho que en su opinión es extraordinario pero que quizás tendría que haberlo hecho hace 10 años”, lamenta.

Mientras espera la llamada que pueda recompensar su esfuerzo, hoy Andrés sigue caminando tranquilamente por el nuevo Aranjuez. Los bloques de viviendas que dieron origen a su idea ya están terminados, pero el madrileño sueña con que algún día otros edificios se alcen sobre los ladrillos que inventó en su garaje. "Ahora ya está todo hecho. Me dedico a pasear un rato y a pasar la vida. A ver quién se decide; a mí no me importaría poder echar una mano con mi conocimiento técnico".

miércoles, 3 de abril de 2013

Pau García Milá: “Dejar de innovar es como dejar de comer: te debilita indefinidamente y cada vez más, hasta que ya no puedes hacer nada más”

En 2005, Pau García Milá era menor de edad, pero junto a un amigo idearon un escritorio de ordenador al que se puede acceder desde cualquier lugar del mundo, vía web. Una “locura” de la que salió eyeOS, empresa de software líder en su sector, que emplea a una treintena de personas en la que la innovación forma parte del ADN. 

Igor Galo

¿Qué es para ti la actitud innovadora? 

Innovar es el primer paso de emprender, es pensar que te puedes comer el mundo y simplemente "dibujar" cómo piensas hacerlo en cualquier sector, desde el arte a la informática, la comida o el deporte. Innovar también es aprender de los que han innovado más y mejor que tú, es no tener miedo a hacer cosas que puedan acabar siendo grandes y tener una ambición sana de llegar allí donde nadie ha llegado. 

Fuiste uno de los creadores de eyeOS, el primer servicio de escritorio/sistema operativo en la nube ¿Cómo surgió la idea? 

La idea de eyeOS surgió de la misma manera que nacieron millones de ideas, a partir de una necesidad puntual, de imaginar posibles soluciones a un problema que apareció en su momento: querer trabajar desde cualquier lugar sin tener que pensar qué equipos llevaba encima. Esto es, convertir el defecto (olvidarme de todo y dejarme siempre cosas en casa al salir) en una oportunidad (imaginar lo que acabaría siendo el "Cloud Computing" unos años antes de que estallara como concepto). 

Habéis sido los primeros pero ahora hay muchos servicios similares. ¿Innovar es rentable? 

Innovar es seguramente una de las cosas más rentables que hay. En nuestro caso, ahora que hay muchos servicios, hemos visto que es más fácil vender cuando el concepto es conocido por la persona con quién vas a hablar, aunque lo haya oído de tu competencia. Eso sí, parar de innovar es como parar de comer: te debilita indefinidamente y cada vez más, hasta que ya no puedes hacer nada más. Podríamos decir que innovar es tan rentable como necesario. ¡Y es muy necesario! 

Personalmente estás en otros varios proyectos simultáneamente. ¿Cómo se puede innovar constantemente? 

¡Tampoco son tantos! Estoy en el equipo directivo de eyeOS, y también en Bananity (del cual soy fundador con un buen amigo aunque no estoy en el día a día). Bananity es algo especial: es proponer un sitio web donde cada usuario pueda decir todo lo que le gusta y lo que odia, para conseguir así recibir contenido de cosas nuevas que le gustarán, a partir de los gustos de otros miles de personas. Desde un restaurante a una película, una bebida o un sentimiento, un viaje o una ciudad... Todo se puede amar... ¡u odiar! 

Muchos emprendedores y pymes tienen ideas, pero innovar requiere llevarlas a cabo. ¿Cuál es la principal barrera? 

La principal barrera es el entorno, sin duda. Las personas que nos invitan a no emprender, a quedarnos quietos, que de alguna manera hacen que el miedo nos invada y permiten que, en esos momentos de bajón (que todos tenemos), dejemos de lado la innovación y vayamos a algo más seguro. Pero en cambio, si miramos en qué lugar del mundo encontramos más ideas... sin duda ese es el cementerio. Porque millones de personas acabaron ahí con muchas ideas por empezar. Todos somos entorno de alguien y es importante ayudar al que empieza algo, aunque sólo sea con una opinión constructiva

Viajas dando conferencias por todo el mundo. ¿Cómo ves el espíritu innovador de los españoles? 

En España hay cosas buenas, pero también cosas por aprender y mejorar. Entre las malas, precisamente está la falta (a veces) de mirar fuera y aprender. Durante muchos años España ha sido un país de referencia, pero en un momento de decrecimiento y crisis, falta mirar (y admirar) a otros países que están creciendo. El emprendedor español que viaja a América Latina para aprender y expandirse probablemente seguirá adelante y saldrá muy reforzado de la crisis económica. El que se queda quieto porque "él ya es bastante fuerte y no depende de nadie más" probablemente el día de mañana estará buscando trabajo. 

lunes, 1 de abril de 2013

Celebramos los 100 posts de INNAC, ¿cuál ha sido tu favorito?

Hoy el blog de INNAC: Actitud innovadora publica su post número 100, y en este momento tan señalado no podíamos dejar pasar la oportunidad de echar la vista atrás, para ver lo que ha hecho INNAC desde su nacimiento, pero siempre con el objetivo de seguir avanzando. 

INNAC: Actitud Innovadora nace en 2011 para fomentar la cultura de la innovación en la sociedad española. Aglutina las distintas iniciativas que FECYT desarrolla para el fomento de la cultura de la innovación. Desde FECYT estamos convencidos de que la innovación es el único camino hacia un desarrollo económico y social sostenible, y por ello queremos acercar la innovación a todos los ciudadanos: todos podemos ser innovadores. 

En este contexto, INNAC se plantea fomentar la actitud innovadora, para que la innovación forme parte de la cultura de todos nosotros. Para FECYT, la actitud innovadora es el conjunto de valores, hábitos y actitudes que promueven procesos de cambio basados en el conocimiento, cuyo resultado genera valor económico y social. 

Desde 2011, INNAC ha desarrollado y desarrolla proyectos propios con el objetivo de fomentar la actitud innovadora entre distintos colectivos:
Además, desde FECYT gestionamos la convocatoria de Ayudas para la cultura científica y la innovación, desde la que se apoyan muchas iniciativas que también persiguen el fomento de la actitud innovadora en la sociedad. 

Y por supuesto, este blog. El blog de INNAC nació en marzo de 2012 con el objetivo de crear un espacio cercano a las personas, un lugar para compartir y crear una comunidad alrededor de la actitud innovadora. ¡Gracias a todos por vuestro interés y apoyo! 

INNAC: Actitud innovadora sigue su andadura durante 2013 y más allá, ya pensando en los próximos proyectos y colectivos para hacer una sociedad cada vez más innovadora, capaz de transformar el mundo que conocemos y con energía para no detenerse nunca. 

Y esto es lo que deseamos al blog de INNAC para el futuro, ¡muchos y buenos posts que no se detengan nunca! 

¿Cuál ha sido tu post favorito? ¿Cuáles son los temas que más te interesan? Háznoslos saber a través de tus comentarios para seguir el camino que vosotros, nuestros lectores, marquéis. Todos vuestros comentarios son bienvenidos…