viernes, 7 de febrero de 2014

Tercer aniversario del Centro de Innovación y Tecnología CIT - UPC

El pasado 27 de enero se celebró el tercer aniversario del Centro de Innovación y Tecnología CIT de la Universitat Politècnica de Catalunya (CIT UPC).


La Fundación CIT UPC nació en 2011 como una entidad sin ánimo de lucro y con personalidad jurídica propia, dependiente de la UPC, con el objetivo de poner la capacidad de investigación universitaria al servicio de las Empresas.

La misión de CIT UPC es apoyar la capacidad innovadora de les empresas, mediante el conocimiento tecnológico diferencial generado en los Centros de I+D de la UPC, miembros de CIT, el desarrollo de actividades de I+D y su aplicación, como herramientas de competitividad.




CIT UPC sirve a los objetivos de la Universidad Politècnica de Catalunya en el fomento de la investigación y de la innovación, y contribuye a su difusión y a la prestación de servicios científicos y tecnológicos a las Empresas.

De hecho, los Centros de la UPC miembros de la red TECNIO de la Generalitat de Catalunya han sido un factor clave del desarrollo del Sistema Catalán de Transferencia de Tecnología y su arraigo en el tejido económico y social.

En conjunto los 20 centros que conforman CIT UPC han generado una actividad de 18 millones de euros (2012) de los cuales el 57% proviene de Convenios de I+D con Empresas.

Desde hace unos meses mantienen un blog hermano sobre innovación, y una cuenta de Twitter en la que hablan sobre innovación en castellano e inglés: @CIT_UPC.

Toda la información en el siguiente enlace.


lunes, 3 de febrero de 2014

Alfonso Jiménez Rodríguez-Vila, presidente y fundador de Cascajares: “Innovar y exportar van unido en el sector alimentario”

Innovar no solo es posible, sino básico, en un sector tan consolidado como la alimentación o los platos preparados. Cascajares impulsa cada año varios nuevos productos, algunos de ellos premiados en el exterior. Según su presidente y fundador, exportar va de la mano de la creatividad y la innovación. 

Igor Galo

¿Qué es para ti la actitud innovadora?

La innovación es el motor de una empresa hoy en día, hay que ser innovadores para ser diferentes, ser diferentes para no convertirse en prescindibles. La crisis ha supuesto un cambio y las empresas nos hemos tenido que adaptar. La mejor arma para esta adaptación que hemos tenido que afrontar es la innovación, sin duda alguna. Es un elemento que tiene que estar ya impregnado en el ADN de cualquier compañía. En Cascajares todos tenemos actitud innovadora. 

El pavo de acción de gracias de Cascajares como producto más innovador por el Consejo de Transformación Agroalimentaria de Quebec...

La idea del Pavo de Acción de Gracias surgió cuando se juntaron dos cabezas locas como es la mía y la del cocinero José Andrés. Decidimos elaborar un plato tan típico americano como es el Pavo de “Thansgiving” con el valor añadido de la comodidad y la rapidez, tal como hacemos en España con nuestros asados. Fue un trabajo duro pero apasionante, ya que empezamos de cero para crear un producto que sería el primero del mercado con su calidad. A la vez que íbamos dando forma a la receta del Pavo y sus seis guarniciones estábamos elaborando toda la imagen y diseño. Ya llevamos dos años comercializándolo y las opiniones no pueden ser más positivas, además del premio en Canadá nos otorgaron el Premio Nacional de Marketing por todo el desarrollo y lanzamiento del producto. 

¿Cuándo invierte Cascajares en innovación? 

Estamos invirtiendo el 4% de nuestra facturación en el departamento de I+D+i. 

¿Cuántos productos nuevos han lanzado en 2013?

El año pasado hemos presentado varios productos nuevos para hostelería y hemos realizado mejoras productivas en varios. Por ejemplo hemos presentado un codillo de cerdo ya cocinado o unas carrilleras de ciervo confitadas en su propio jugo. 

¿Se puede innovar en un sector tan maduro como la alimentación? 

Por supuesto, siempre se pueden adaptar los productos a las nuevas necesidades del mercado, además lo bueno de la gastronomía es la increíble diversidad que existe entre diferentes países. Siempre es necesario adaptarse. Por ejemplo nosotros tenemos una fábrica en Canadá y nos tuvimos que adaptar a los gustos culinarios de los canadienses, adaptando nuestros productos y preparando con nuestro conocimiento adquirido diversas novedades para el continente americano. 

¿Qué relación existe entre innovar y exportar en este sector? 

Podríamos decir son dos términos que van unidos. Es muy difícil poder exportar a un país la misma comida que funciona en el tuyo. Hay excepciones pero como hemos dicho cada zona tiene una diversidad gastronómica y hay que innovar para adaptarse a ella. La gastronomía es la punta de lanza de la marca España. En todo el mundo conocen nuestra gastronomía y a nuestros cocineros. Cuando fuimos a Canadá todo el mundo nos preguntaba por las tapas y nuestros cocineros son referentes mundiales (Adriá, José Andrés, los Roca,…). Creo que tenemos una ventaja y hay que aprovecharla. 

¿Cómo fomentar la actitud innovadora en su empresa? 

Es fundamental que la gente no tenga miedo a expresar su opinión, a presentar sus idea. No hay que ser “creaticida”, lo ideal es que todo el mundo pueda exponer sus ideas, aunque sean imposibles, porque eso fomenta la innovación.